viernes, 27 de marzo de 2009

El rumor del oleaje

Sentía una enorme curiosidad por este autor, Yukio Mishima (1925-1970), del que es más curiosa su biografía que su extensa obra pese a lo temprano de su muerte. Se suicidió ante las cámaras de televisión a los 45 años mediante el rito del Sepukku (que consiste en empezar practicándose a sí mismo el Hara-kiri, y que posteriormente otro te separe la cabeza del cuerpo con una catana). Es un escritor que estuvo apunto de recibir el premio Nobel tres veces a los 40 años, pero al que no se le dio por sus ideas políticas más bien fascistas. Su verdadero nombre era Kimitake Hiraoka, pero prefirió que se le conociese como Yukio, que es el nombre de un monte de Japón. El libro del rumor del oleaje dicen que no es muy representativo de este autor, que es demasiado romántico, y sus libros solían ser más brutales y duros. La historia de amor que cuenta en este libro es una historia sencilla, acaecida en un pequeño pueblo-isla japonesa con un final feliz. Su estilo y técnica indudablemente son de Nobel de literatura, pero para mi gusto hace demasiadas descripciones, y pese a ser un libro de sólo 200 páginas, transcurre muy lento y es un poco espeso. Si hay que elegir un autor japonés definitivo prefiero a Haruki Murakami, si bien reconozco que Yukio Mishima es el exponente de la literatura japonesa de su época, y que merecía un reconocimiento mayor.
Puntuación (0-50): 35

lunes, 23 de marzo de 2009

El guardián entre el centeno

Es extraño que no hubiese leído aún este clásico de la literatura, pero así era. Y ahora que lo he leído entiendo muchas cosas. Había oído hablar de Salinger en muchas ocasiones y sentía ya una enorme curiosidad respecto a ésta, su obra maestra, y prácticamente única. No entendiendo demasiado la personalidad de este autor, pero sí valoro su frescura. El estilo de Salinger es tan refrescante que no puedes evitar continuar leyéndolo aunque el tema no te interese demasiado. Las aventuras en Nueva York (el viejo N.Y. de los años, no sé, cuarenta) de un adolescente que odia a todos y a todo, es un tema que en principio no me resulta atractivo en absoluto. Pero está claro que lo importante es que el escritor sea un genio para que cualquier cosa pueda interesarte. Si el estilo es como el de Salinger, todo se convierte en interesante. Hay algo de Salinger que sí destaco: Se adelanta a su tiempo. En su descripción yo creía estar en los años 80, pero no en un tiempo tan pretérito. Me doy cuenta de que hay escritores futuristas, y otros que parecen ser de épocas pasadas y son de ahora mismo.
Puntuación (0-50): 35

martes, 17 de marzo de 2009

Una buena noticia: ¡Cada vez se lee más!

Si leeis el artículo del país de Cultura en este enlace, comprobareis que los títulos editados en España en 2.008 han aumentado en casi un 20%. Esta es una excelente noticia, no es ninguna broma que cada vez somos más los que estamos en clubs de lectura, los que leemos habitualmente y de forma cotidiana, los que huimos de otros ocios para hacernos adeptos a este excelente hobby. Creo que esto no es sólo algo bueno para los que leemos, sino para todo un país. Cuando un país lee es que sus ciudadanos empiezan a poseer una mayor opinión crítica, que están interesados por la cultura y por la vida, y eso nos hace si cabe más desarrollados. Cuando hay hambre no es posible la lectura ni la cultura. Por tanto, pese a la crisis, nos hemos hecho a este ocio barato y enriquecedor, que nos beneficiará a muchos niveles. Esta noticia me ha hecho sentir esperanzada, ¿a vosotros no?.

jueves, 5 de marzo de 2009

Vivir el Budismo

"O la práctica de la atención plena", se llama este libro que no recomiendo en absoluto al que desee saber más sobre el budismo. En contra a lo que expuse sobre el libro anterior dedicado al budismo, éste de la editorial Kairós, más reciente y fácil de encontrar y que me recomendaron en una conferencia sobre budismo organizada por la Caixa, no es el mejor libro para saber más sobre el budismo. No explica nada de las enseñanzas de Buda, ni de su vida, ni de su Comunidad, y las variantes de la religión budista que surgieron posteriormente. Ni siquiera te habla de cómo adaptar el budismo a tu vida cotidiana como anuncia en su título. Se trata de ensayos de algún monje y de una serie de colaboradores americanos, etc. que tratan de dar su punto de vista sobre el budismo. Pero que en realidad se convierten en meros moralizadores sin seguir en absoluto las verdaderas enseñanzas de Buda. Puedes estar o no de acuerdo con ellos en sus opiniones, pero no te informan del budismo actual ni de su práctica. Un libro nada recomendable. Aburrido e insulso.
Puntuación (0-50): 2 (por no ponerle un cero)